Excavación arqueológica

II Campaña: Semana XII

17/12/2019

Etiquetas: , ,

Sean bienvenidas/os de nuevo al resumen semanal de la excavación en el Conjunto arqueológico de San Esteban. En este resumen podréis encontrar las últimas novedades de la semana en la intervención arqueológica de este sector del arrabal de la Arrixaca.

Los trabajos desempeñados durante esta semana en la maqbara han sido altamente provechosos. Por una parte, hemos podido terminar de excavar y delimitar los restos óseos de un individuo inhumado en fosa ubicado cerca del muro sur del oratorio. Con dicho individuo terminado, se ha procedido a su registro fotográfico y fotogramétrico para posteriormente iniciar la extracción y almacenamiento de sus restos óseos. 

Por otra parte, hemos comenzado a excavar cerca de un cráneo localizado en campaña de excavaciones precedente y que apareció al sureste del recinto de la maqbara. Esto no tendría nada de extraño si no fuera por el hecho de que no han aparecido restos humanos de ningún tipo en la mitad sur de la misma, lo que hace que la aparición de este cráneo sea algo destacable. Más relevante ha sido todavía el hecho de que, partiendo del cráneo, hayamos encontrado el resto de su esqueleto postcraneal en perfecta posición anatómica.

 

En el Recinto I hemos continuado los trabajos en la crujía norte, comprobando la existencia de una serie de tabiques de ladrillo que compratimentarían el pórtico desde una fase inicial del edificio, constatando la distribución simétrica de las diferentes estancias. También se ha terminado de excavar la gran sala norte, llegando, como ya apuntábamos la semana anterior, a los niveles de cimentación de los muros, lo que hemos podido constatar tras la limpieza de uno de los perfiles del sondeo realizado en 2009.

En la crujía oeste hemos estado trabajando en varias de sus diferentes estancias. Por un lado, en el espacio 4 hemos iniciado la excavación de una serie de fosas circulares que aparecieron en el centro y el sur de la estancia, cortando a la unidad estratigráfica de composición arenosa que veníamos excavando. Una de estas fosas circulares se caracteriza por tratarse de un vertedero en cuyo relleno había una gran cantidad de material cerámico. Además, hemos podido identificar hasta cinco agujeros de poste que podrían estar relacionados con la fase de uso inicial del edificio. Estos aparecieron cortando al estrato arenoso y a un estrato arcilloso muy compacto que se encuentra bajo el de composición arenosa. También al norte de este gran espacio hemos excavado una fosa rectangular que a su vez estaba cortada por otra fosa más moderna con forma circular y rellena por un estrato arcilloso de color verdoso con restos de cal. En el interior de nuestra fosa rectangular, estos últimos días de la semana, han aparecido dos estructuras de ladrillos colocados a soga y dispuestas en paralelo la una de la otra de forma simétrica.

En el espacio 12 al principio de semana finalizamos con la excavación del estrato arcilloso de gran potencia y con abundante presencia de material constructivo. Bajo este ha aparecido un nuevo estrato arenoso de color amarillo con manchas verdosas similar al que ya apareció en el espacio 4.

En cuanto al resto de la crujía, también hemos aprovechado esta semana para dibujar las secciones de las estructuras de combustión como son el hogar y el brasero del espacio 16.

En cuanto a la crujía oriental, en el espacio 14 hemos finalizado la excavación del relleno de la fosa norte donde apareció, entre otras piezas de interés, el aguamanil vidriado en verde. En el espacio 17 hemos excavado el hogar que apareció las semanas pasadas y se han recogido muestras de flotación tanto del hogar como del estrato relacionado con este.

En el espacio 2 del Recinto II se ha finalizado de excavar un estrato con un derrumbe de material constructivo también presente en la sala norte del edificio. El tabique de ladrillo que separa estos espacios en su zona norte se ha podido documentar gracias a la excavación de esta zona del zaguán. Asimismo, se ha delimitado y definido la separación entre el pavimento de cal de la sala norte y la zona de acceso a este espacio desde el zaguán con la presencia de un umbral de ladrillo.

En la zona del pórtico se ha terminado de igualar la superficie del espacio excavando en la zona central y oriental del mismo, pudiéndose documentar la cimentación del pilar este del pórtico. Además, se ha excavado el relleno de una rotura del muro que separa este espacio 4 de la crujía oeste del edificio, tomándose muestras de tierra para flotación.

En el patio del Recinto II se ha colocado geotextil en su superficie y se ha comenzado a acumular tierra sobre el mismo para la mejor protección de los andenes. Tras la documentación fotográfica mediante el dron se ha iniciado la cubrición de los espacios más sensibles como una serie de elementos constructivos o el pavimento de cal del espacio 1.

Los trabajos de excavación en la crujía sur del Recinto II han finalizado durante esta semana, completando los objetivos planteados en el inicio de la campaña. Nos hemos centrado en excavar y documentar el espacio 13, pequeña estancia situada al sureste del recinto que presentaba en superficie un estrato arcillo-arenoso de gran potencia. Dicho estrato se ha excavado con el fin de encontrar debajo el nivel de suelo, alcanzando una cota similar a los niveles que conservamos en los espacios 12 y 13. Tras ello, ha salido a la luz un estrato que se corresponde con un suelo de tierra apisonada con presencia de cal, igual al que se conserva en el espacio 12, hecho que permite entender de forma homogénea toda la crujía sur. En el estrato que lo cubría se encontró abundante material, entre el que destaca cerámica (esgrafiada y cuerda seca), vidrio y fauna.

En las demás estancias de la crujía queda en superficie un pavimento de mortero de cal que comunica los espacios 11 y 12, aunque no se conserva en su totalidad. En el espacio restante, aparece un nivel de suelo de tierra apisonada con cal. En cuanto a los muros, se conserva el que separa los espacios 12 y 13, al este del recinto, aunque se trata de la cimentación de dicho muro durante la fase final del edificio, de cronología almohade.

Por otro lado, hemos seguido completando fichas de registro, toma de cotas y dibujo de secciones, con el fin de documentar con detalle todas las estancias de la crujía antes de finalizar la intervención. 

Al finalizar la semana hemos contado con la visita del equipo de palinología de la UMU dirigido por el profesor José Carrión, el cual ha tomado las muestras pertinentes de varias tumbas de la maqbara, así como de perfiles de los Recintos I y II. Todo ello con el fin de contribuir al estudio palinológico del Conjunto arqueológico de San Esteban.

Las visitas guiadas al conjunto arqueológico de esta campaña finalizaban estos días, motivo por el cual ha sido una semana de gran afluencia al yacimiento tanto de particulares y colectivos como de estudiantes. Nos han visitado tanto el alumnado del IES Miguel de Cervantes como personas vinculadas a la Confederación Hidrográfica del Segura, la Fundación La Caixa, la Asociación Hábito de Murcia  y un grupo de la ONCE. ¡Gracias por vuestro gran interés en la historia del arrabal de la Arrixaca y en la evolución de los trabajos arqueológicos!

Una vez más nos despedimos hasta el próximo y último resumen semanal en el que os contaremos el cierre de la campaña en el conjunto arqueológico ¡Nos leemos!

4 likes