Excavación arqueológica

Semana IV

16/12/2018

Etiquetas: , ,

Esta semana en la zona de la maqbara el trabajo se ha centrado en la excavación de tres inhumaciones. Una de ellas tenía parte de su estructura de ladrillo con riesgo de derrumbe, por lo que se ha procedido a la consolidación de sus paramentos. Durante el proceso de excavación de las mismas, se han tomado muestras de sedimento para flotación, una muestra cada 7 cm, tomando cotas a medida que se profundizaba. De esta forma, sabemos de qué parte exacta de las tumbas se ha recogido el sedimento. Otra parte del trabajo ha consistido en delimitar una serie de unidades estratigráficas con el objetivo de comprender mejor la evolución de este recinto. Son muchas las dudas por resolver y cualquier detalle es crucial. En las próximas entradas os iremos relatando la cantidad de analíticas que se realizan a las inhumaciones, no daréis crédito.

En el oratorio, se ha podido revisar la estratigrafía bajo el nivel de cimentación del edificio. El objetivo era comprobar la existencia o no de superposición de estructuras. Para nuestra sorpresa, se han hallado estructuras que, por el momento, no pueden vincularse directamente con el resto que aparece en la extensión de la excavación de la zona. Se han detectado niveles no antrópicos, con restos de madera sin transformar, que nos aportan luz sobre la geología del suelo sobre el que asienta el arrabal. Por otra parte, se ha abierto una nueva zona de trabajo que conecta el muro sureste del oratorio y la maqbara, para resolver la relación entre ambos recintos. Esperamos poder ofrecer nuevos resultados la próxima semana.

En el recinto I ha continuado la excavación de la zona norte y crujía oeste del edificio. Uno de nuestros objetivos principales es entender cómo era el edificio en su primer momento de uso, en lo que llamamos los “niveles fundacionales”. Aún debemos tener paciencia ya que para llegar a estos tenemos de “destruir” las fases posteriores. Este proceso lo ha explicado Sergio Salas en: ¿Cómo excavamos?: Identificación de estancias. Tenemos muchas ganas de resolver esta gran cuestión, pero antes debemos culminar para dar explicación a cómo circulaban y qué uso daban a estas estancias en las fases últimas del mismo.

Gracias a la intervención en la zona de letrinas, ha salido a la luz un nuevo pavimento, junto con una losa que marca el vano de acceso que conserva el quicio de la puerta, horadado en la misma losa. En el espacio anexo a las letrinas se ha iniciado la retirada de restos de tabiques tras comprobar, a través de las relaciones estratigráficas, que se trata de cierres de la última fase del edificio.

En la crujía oeste han comenzado a salir a la luz tabiques de compartimentación de una fase anterior de uso de esa estancia y estamos en proceso de documentar su relación con los espacios de la zona norte, excavados en las semanas anteriores. La excavación en extensión y la lectura arqueológica minuciosa de estas estancias está siendo toda una revelación.

Esperamos haber satisfecho vuestra curiosidad y deseamos veros, para contaros con más detalle, en las visitas a San Esteban.

11 likes