Excavación arqueológica

II Campaña: Semana V

29/10/2019

Etiquetas: , ,

Tras una semana marcada por las precipitaciones acaecidas en los primeros días, volvemos al resumen semanal para narraros las últimas novedades en el Conjunto arqueológico de San Esteban.

Pese a las lluvias que nos impidieron seguir trabajando en la maqbara durante unos días, tiempo que empleamos en la limpieza e inventariado de parte de los restos humanos en el laboratorio, hemos podido seguir avanzando en la excavación y delimitación del individuo inhumado en posición fetal localizado la semana pasada. De igual manera, hemos encontrado lo que parecen ser las extremidades inferiores de otro individuo ubicadas bajo el muro de ladrillo de una de las tumbas. Tal hallazgo sería una evidencia más de la superposición de tumbas, expresión mencionada con anterioridad en estos resúmenes, y que atestiguan con mayor claridad el uso de esta maqbara durante diferentes momentos a lo largo de un periodo de tiempo. 

También en el Recinto I las lluvias se han hecho notar, pero no han impedido que prosigamos los trabajos en la crujía norte, donde hemos continuado excavando el sedimento que rellena la atarjea del espacio 7 y tomando muestras para flotación y parasitología en los diferentes puntos seleccionados. Así mismo, hemos proseguido la intervención arqueológica en los espacio 10 y 11, excavando los estratos de gran potencia en los que ya veníamos trabajando en semanas anteriores, recuperando numerosos restos de carbón, cerámica y fauna, principalmente.

En la crujía este hemos continuado interviniendo el espacio 14, donde, además de la concentración de ladrillos y restos de material constructivo en el centro de la estancia, hemos constatado la existencia de un depósito de gravas en la esquina noreste. En el espacio 17, una vez que las lluvias cesaron y nos dejaron trabajar, procedimos a levantar la solería de ladrillos. Esta estructura era la más moderna estratigráficamente y para poder continuar con la excavación en este espacio era esencial su retirada, comprobando que, posiblemente, se tratara de una reparación de un pavimento de mortero anterior.

El estrato arcilloso presente en el espacio 3 del Recinto II se ha continuado excavando durante el primer día de la semana, documentándose que el muro que separa los espacios 1 y 3 se asienta sobre este estrato. Además, se ha delimitado un posible hogar en su zona noreste, el cual será excavado tras terminar de nivelar el resto de la superficie del espacio.

Asimismo, en los espacios 6 y 9 se ha excavado el estrato arcilloso unos centímetros por debajo de la rebaba inferior del muro medianero que separa los recintos I y II, observándose su cimentación y como se asienta sobre este estrato.

Durante esta semana se ha comenzado la intervención arqueológica en el espacio 1, es decir, la sala norte del Recinto II. Tras el registro y documentación de las diferentes unidades estratigráficas y elementos constructivos presentes en él, hemos comenzando a excavar un estrato marrón, arcilloso y compacto presente en la zona este del espacio. En las próximas semanas se continuarán las labores de excavación e investigación en este espacio para determinar las diferentes fases de uso del mismo.

En el patio del Recinto II se ha procedido a la retirada de la grava y el geotextil presente en la zona sur del espacio para realizar la documentación fotográfica del mismo en su conjunto. De la misma forma, se han continuado las labores de consolidación de los frentes este, oeste y sur del andén del patio, diagnosticándose con su limpieza y delimitación el estado de conservación de los mismos. Además, se ha realizado el registro y documentación de los diferentes elementos constructivos presentes en el patio, destacando la presencia de pilares en fábrica de ladrillo conservados en cada una de las cuatro esquinas del patio.

De igual modo, los trabajos en la crujía sur han avanzado mucho durante esta semana. Continuamos con el objetivo de entender las relaciones y cambios entre la fase final del recinto y su fase más antigua. En este sentido se ha excavado en el espacio 11, donde ha salido a la luz la cimentación de un tabique de ladrillo que lo separa del espacio 12. Los ladrillos de la cimentación se disponen a tizón, mientras que la hilera del tabique está dispuesta a soga, lo que nos permite conocer un poco más sobre las técnicas y modos de construcción que conforman los recintos del arrabal. Nos interesa delimitar bien este tabique de fase final y compararlo con el muro de tapial de tierra al que cubre, que dividía las estancias en una cronología anterior.

En el espacio 12 se ha continuado retirando el estrato marrón claro arcilloso de gran potencia, que comentábamos la pasada semana, hasta llegar a su base. Se han recuperado muchos fragmentos de cerámica y también de fauna. Además, presenta de forma concentrada fragmentos de material constructivo que pertenecen, posiblemente, al muro de ladrillos que lo separa del espacio 13.

Los trabajos en el espacio 13 se han centrado en retirar el estrato de grava que aparece aislado al norte y que cubre a otro estrato marrón claro, que presenta restos de ladrillos y tejas, y que queda en extensión por toda la estancia. Es necesario señalar que durante la retirada del estrato de grava no se ha recuperado abundante material, pero sí una zona que presenta restos de carbón. Por ello, y para su mejor análisis, se ha tomado muestra de flotación de dicho estrato. 

Pese a que las visitas guiadas al conjunto se han visto parcialmente interrumpidas durante esta semana por las lluvias, el viernes tuvimos el placer de recibir la visita del Aula Senior de la Universidad de Murcia, cuyo alumnado mostró gran interés por la evolución de los trabajos y estudios realizados en el conjunto arqueológico.

Esto es todo por esta semana, la siguiente volveremos con muchas más novedades sobre los nuevos avances en el trabajo de campo, así como en las diferentes actividades que se realizarán en torno al conjunto arqueológico de San Esteban. ¡Tengan una feliz semana!

6 likes