Excavación arqueológica

Semana XVI

11/03/2019

Etiquetas: , ,

Siguiendo nuestra cita semanal, continuamos con nuestro objetivo de divulgar y acercar los trabajos que se están llevando a cabo en el yacimiento de San Esteban para que conozcáis de primera mano todas las novedades de la excavación. Así como la metodología que seguimos para recuperar el máximo de información posible del arrabal de la Arrixaca de madinat Mursiya.

En la maqbara se ha continuado trabajando en el área más occidental del recinto, excavando algunas tumbas y hallando dos nuevos enterramientos que ayudan a establecer una tercera fase de uso del camposanto. Además, el equipo de restauración ha consolidado los ladrillos de varias tumbas con el fin de mantener las estructuras funerarias tal y como las hallamos al iniciar la excavación.

En la zona de maqbara se han establecido dos grupos de trabajo esta semana. El objetivo de uno de ellos era seguir limpiando el sector suroccidental del recinto funerario para delimitar el área de cementerio. Aunque parte de este sector ha sido alterado por procesos postdeposicionales datados a partir del siglo XIV, tenemos la suerte de que algunas de las tumbas más espectaculares y completas se han conservado intactas. Esto  seguro que nos llevará a nuevas sorpresas y sobre todo, a poder conocer de manera más detallada no solo algunos de los sistemas constructivos asociados a sus estructuras funerarias sino también el proceso de reutilización del espacio de enterramiento documentado en otros de los sectores de la maqbara.

El segundo grupo se ha concentrado en excavar y retirar aquellos niveles estratigráficos cronológicamente posteriores a la utilización de la maqbara para poner en un mismo plano los niveles originales de uno de los momentos de reutilización del espacio más claros hasta el momento, y que parece corresponderse con la última de sus etapas. La relación entre las estructuras funerarias es cada vez más clara como consecuencia del rebaje del sedimento con metodología arqueológica.

El trabajo del equipo de restauración ha sido imprescindible esta semana al ir consolidando las estructuras funerarias de ladrillos de la maqbara. El reto es que realmente conserven su verticalidad y su morfología a pesar de ir retirando la tierra que las sujeta como consecuencia del trabajo de excavación arqueológica, y que al mismo tiempo no pierdan su aspecto original para que el visitante pueda acercarse lo más posible a la estructuración espacial original del cementerio.

En el Recinto I, las crujías norte y oeste, así como el patio, continúan dándonos mucha información. La excavación en el pórtico de la crujía norte, que da acceso a la gran sala norte, denominada espacio 3, ha permitido identificar una fase anterior de uso con la aparición de restos de un pavimento de mortero en relación con las zonas de acceso entre espacios identificados la semana anterior.

En el espacio 3 se ha continuado con la excavación en extensión del sedimento arcilloso con presencia de carbones prestando especial atención a la zona de acceso entre el pórtico y esta sala. De este sedimento también se han seguido tomando muestras para su procesado posterior en la máquina de flotación.

Se ha continuado con la preparación de los sondeos oeste y sur del patio para los próximos trabajos de restauración y consolidación de los muros de cierre de los arriates, actualmente apuntalados. Mientras que la excavación del sondeo oeste se ha finalizado, la intervención en el sondeo de la zona sur del patio se ha iniciado.

En el sondeo central del patio se ha continuado excavando la concentración de material cerámico que nos ayuda a identificar la fase en la que se produce la construcción del andén central.

La excavación en la crujía oeste ha continuado avanzando en los diversos espacios. Destacamos especialmente la identificación en extensión de un nuevo nivel de piezas cerámicas y vítreas situadas al norte del espacio 4 que han continuado apareciendo a lo largo de la semana. A su vez,  se ha continuado excavando en el interior de esta estancia en la cual hemos podido observar nuevas estructuras que probablemente pertenezcan a una fase anterior, mostrándonos otra distribución de este espacio.

El alumnado voluntario ha continuado también con las tareas de flotación de sedimento, lavado de material cerámico y esta semana se ha iniciado la formación en cribado del sedimento pesado resultante de la flotación de las muestras de sedimento.

Nos despedimos hasta el próximo resumen semanal en el que os seguiremos relatando las novedades más interesantes de la investigación arqueológica que está realizando nuestro equipo interdisciplinar en el yacimiento de San Esteban. Una labor esencial para acercar a la ciudadanía murciana la historia del Arrabal de la Arrixaca y sus gentes. ¡Muchas gracias por su atención y feliz semana!

9 likes