Excavación arqueológica

Semana IX

18/01/2019

Etiquetas: , ,

Esta semana empezamos nuestro resumen con una gran noticia:

la excavación de San Esteban se prolonga hasta finales de abril de 2019

y los trabajos de laboratorio se posponen a los meses de mayo y junio. Todo ello implica que podremos seguir descubriendo muchas más incógnitas del yacimiento, de las que ahora os desvelaremos las de esta novena semana de intervención arqueológica.

El anuncio de la ampliación de los trabajos de campo durante tres meses más, dentro del marco del convenio establecido entre la Universidad de Murcia y el Ayuntamiento de Murcia, se produjo el pasado miércoles 16 de enero tras la visita de la corporación municipal del Ayuntamiento de Murcia al yacimiento de San Esteban. La prensa ha publicado más detalles sobre dicha ampliación que podéis consultar en la página Dossier de prensa de nuestra web.

Además, estamos poniendo en marcha diversas actividades de divulgación del yacimiento de San Esteban. En la página Noticias de esta web encontraréis a partir de ahora todas las actividades de divulgación científica relacionadas con el yacimiento de San Esteban (conferencias, seminarios, exposiciones, publicaciones…). La conferencia de nuestra antropóloga, María Haber, y la participación en la grabación de la próxima película de la productora InDirectFilm son algunas de ellas. Continuarán el 7 de febrero con una exposición fotográfica y una conferencia del coordinador del proyecto, Jorge Eiroa.

Con estas buenas noticias, nosotros hemos continuado excavando en las zonas en marcha tanto en el recinto I como en el área del oratorio y la “maqbara”.

Los trabajos en la “maqbara” han estado orientados a entender las diferentes fases de uso de la misma y a conocer sus límites en las áreas norte y oeste. Con el objetivo de conocer el límite norte de la “maqbara”, hemos excavado parte del muro sur del Oratorio donde se documentó previamente una estructura circular  –que podría tratarse de un pozo- (podéis consultar su hallazgo en el resumen de la semana III). Hemos  comprobado que dicha estructura es anterior al muro del oratorio, por lo que sería de una cronología anterior al mismo.

Siguiendo con esa línea de trabajo, se ha continuado con la intervención justo al sur del minarete. En ese sondeo, hemos detectado 5 tumbas que por su morfología marcan elementos distintos a los documentados en semanas anteriores. Además, hemos detectado un nivel que podría tratarse de una intrusión, ya que corta a varias de las tumbas halladas, alterándolas de forma postdeposicional.

Sobre el oratorio estamos replanteando nuestra hipótesis inicial. Hemos intervenido sobre uno de los muros que configuran el edificio y ha evidenciado que se trata de una estructura bajomedieval que reutiliza parcialmente una estructura andalusí. Tendremos que comprobar qué funcionalidad tiene esa estructura y la relación que guardan la construcción andalusí y el recinto funerario de la maqbara, con la posterior remodelación de cronología bajomedieval.

En el recinto I se ha continuado la intervención en los distintos espacios de las crujías norte y occidental. En la crujía norte los trabajos se han centrado en la excavación de niveles de pavimento de mortero y en la delimitación de la atarjea de desagüe desde el patio hasta el zaguán (acceso al recinto I). En otra de las estancias de esta crujía norte se ha hallado una compartimentación anterior que muestra la amortización de dos muros de tapial sobre los que se construyen muros de ladrillo, que configuran el cierre de este espacio en contacto con el andén norte del patio. Este tipo de amortización de estructuras para remodelar espacios en el recinto I ya ha sido documentada en otras estancias en las semanas anteriores de la excavación.

En la crujía occidental, se ha continuado excavando el espacio 4 en el que hemos documentado una gran acumulación de material cerámico y vítreo. Esto nos lleva a interpretarlo como un posible punto de almacenamiento interior en este espacio. Se ha planteado, a partir de los hallazgos, una minuciosa recuperación de todo el sedimento de este pequeño espacio de almacenamiento y de la planta general del espacio 4 y, así, poder definir con máximo detalle el uso específico de cada parte de la estancia, cuadriculando la recuperación para un muestreo efectivo. Se ha culminado la excavación de las atarjeas de desagüe a la calle N de la crujía occidental y, para garantizar su preservación, se ha procedido a su restauración.

Foto de detalle del proceso de excavación del espacio 4

14 likes