Excavación arqueológica

¿Cómo excavamos?: Dimensionar un sondeo

14/01/2019

Etiquetas:

María de los Ángeles Muñoz Espinosa, graduada en Historia del Arte por la Universidad de Murcia y Máster de Arqueología Profesional y Gestión Integral del Patrimonio por la Universidad de Alicante, nos cuenta cómo dimensionar un sondeo:

¿Qué es un sondeo? Un sondeo es una superficie reducida de excavación que nos ayudará a obtener y documentar la secuencia estratigráfica de un yacimiento arqueológico. Se trata de un método de excavación mínima, que acotará nuestra actuación arqueológica, a través de un cuadrado o rectángulo georreferenciadocon la ayuda de una Estación Total.

¿Cómo planteamos nuestro sondeo? Antes de comenzar a excavar en el yacimiento, tendremos que plantear el área donde se intervendrá. Para ello, es muy importante tener claro que zonas son de mayor interés y señalar, en el plano del yacimiento, la zona de actuación elegida. Una vez que tenemos claro dónde plantearemos nuestro sondeo, lo ubicaremos enel yacimiento arqueológico.

El siguiente paso será dimensionar nuestro sondeo. Elegir unas medidas acordes a los objetivos de registro que planteemos al inicio de la excavación. Para ello necesitaremos:

  • Clavos o piquetas
  • Elástico o cuerda
  • Cinta métrica
  • Calculadora
  • Y… ¡El Teorema de Pitágoras!

Nuestro objetivo es dibujar un cuadrado exacto en sus lados en el área elegida, para luego representar sobre plano las unidades estratigráficas, estructurales…etc. de ese espacio. Para realizar nuestro cuadrado exacto nos ayudaremos delTeorema de Pitágoras. Esta fórmula nos dice que “en un triángulo, la suma de los cuadrados de los catetos (a y b) es igual al cuadrado de la hipotenusa (c)”. Pero veámoslo mejor con un ejemplo:

En nuestro caso, queremos plantear un sondeo de 2×2 metros en uno de los arriates del Rencito I, para ello nos vamos a ayudar del andén perimetral para trazar un eje de referencia de cara a establecer un cuadrado en su misma paralela. Los siguientes pasos a seguir son:

  1. Marcamos nuestro punto 0 con un clavo y con la ayuda de un metro marcamos 2 m en paralelo al eje de referencia. De esta manera tenemos dos clavos a 2 m de distancia colocados. A partir de un eje de 2 puntos averiguaremos la localización de otro punto (triangulación).
  2. Deberemos dibujar un triángulo rectángulo con la ayuda de la cinta métrica (uno de sus ángulos en 90º) y la fórmula matemáticaa² + b² = c², para nuestro caso en el que conocemos el valor de los catetos el resultado de la hipotenusa es de 2´83m.
  3. Nos colocamos en el primer clavo y con ayuda de la cinta métrica nos extendemos hacia el segundo clavo 2 m y a su vez hasta los 4 m en vertical marcando el tercer clavo. Desde el tercer clavo comprobaremos que la distancia hasta el primero clavo es el resultado de nuestra fórmula matemática, dibujando un triángulo rectángulo con la cinta métrica. Dos triángulos rectángulos formarán nuestro cuadrado exacto.
  4. Por último, señalizaremos nuestro cuadrado con cuerda o elásticos y georreferenciaremoslos clavos. Ya lo tenemos ¡Genial!
15 likes