Excavación arqueológica

Semana XXI

15/04/2019

Etiquetas: , , ,

Esta semana el topógrafo ha procedido a realizar el último vuelo de dron y escaneo de las zonas de excavación. Por lo tanto, los trabajos se han centrado en terminar de excavar los estratos pendientes de finalizar y en limpiar los recintos I y II y la zona de maqbara y oratorio.

Durante esta semana el trabajo llevado a cabo en la maqbara ha tenido un doble objetivo: la restauración de estructuras funerarias y la propia excavación de las tumbas.

El equipo de restauración ha estado trabajando en la maqbara en varios frentes: han junteado los ladrillos sueltos de las estructuras funerarias, sustituyendo los que estaban rotos o en mal estado por otros de iguales características. Además, han estado tapando con geotextil y grava aquellas tumbas que ya han sido excavadas. Al mismo tiempo, en el oratorio han consolidado los muros con mortero para que se conserven en buen estado hasta la próxima campaña de excavación.

El equipo de antropología ha estado excavando la tumba 21. La particularidad de esta tumba es que la estructura funeraria que la conforma es mixta en cada nivel de enterramiento, es decir, que está compuesta por varias hileras de ladrillo de distinta tipología, así como por lajas. Se ha constatado que cada hilera de ladrillo corresponde a un nivel de enterramiento, habiéndose documentado hasta el momento tres sujetos -dos infantiles y un adulto-. Las lajas fueron dispuestas a modo de cubierta, aunque las hemos hallado desplazadas de su posición original, habiendo caído a ambos lados del individuo más antiguo -el adulto- y cortando los pies del mismo a la altura de los metatarsos. Otro aspecto a destacar de esta inhumación es que el tercer enterramiento se ha visto alterado por un revuelto. Este está compuesto por un sedimento de gravas, con abundantes carbones, cerámica y fauna que rompe el enterramiento desde el hombro derecho hasta el cráneo del sujeto.

También han continuado los trabajos arqueológicos en el recinto I, donde en la crujía norte nos hemos centrado en terminar de nivelar el estrato oscuro con carbones que aparece en extensión en la gran sala norte. Así mismo, hemos delimitado el muro de tierra que separa los espacio 10 y 11 en la zona del pórtico, donde hemos hallado también el característico revoco con restos de pintura roja que aparece en el resto de estancias de la crujía norte y que el equipo de restauración ha procedido a consolidar.

Los trabajos realizados esta semana en la crujía occidental se han basado en realizar la limpieza de todas las estructuras y sedimentos aparecidos en los diferentes espacios para la documentación y escaneo final con dron. Una vez finalizada la limpieza nos hemos dedicado a completar el registro en las fichas de unidades estratigráficas.

Además, el equipo de restauración ha continuado consolidando algunas de las estructuras de compartimentación de los espacios de la crujía.

En el recinto II se ha continuado con los trabajos de restauración y consolidación de los muros del edificio, así como con la excavación del espacio 3 de la crujía oeste del mismo. Al excavar y documentar el nuevo sedimento detectado en la alcoba de este espacio, procedimos a la toma de muestras para flotación con el sistema de cuadrículas establecido. Entre los materiales hallados en este estrato cabe destacar la cerámica de cocina y metales de diferente tipología. Finalmente se excavó este sedimento hasta alcanzar la cota presente en la sala del espacio 3, procediendo además a nivelar esta compartimentación excavando los restos de pavimentos presentes en ella.

Por último, procedimos a realizar un dibujo del perfil sur de los tabiques de ladrillos que separan la alcoba de la sala del espacio 3, el cual nos ayudará a comprender la separación de estas dos áreas y sus diferentes fases de uso.

Esta semana se ha finalizado el procesado de muestras de sedimento en la máquina de flotación. En total se han flotado 3493 litros de sedimento -procedentes de recinto I, recinto II, oratorio y maqbara- que posteriormente serán triados y analizados con instrumentación de microscopía en el Laboratorio de Arqueología de la Universidad de Murcia.

En estos últimos días de trabajo de campo estamos organizando todos los materiales recuperados en el yacimiento para su traslado al laboratorio de la Universidad de Murcia, donde comenzaremos a trabajar en las próximas semanas. Además, esta semana el último grupo de alumnado en prácticas ha finalizado el trabajo de excavación y por ello queremos agradecerles su compromiso con este proyecto ¡Gracias por vuestro gran esfuerzo y dedicación!

5 likes